junio 29, 2006

 

Ese amigo independiente.


Los humanos somos prácticamente los únicos mamíferos a los que la naturaleza ha dotado de un aparato sexual con mecanismo eréctil totalmente vascular; sin ningún tipo de apoyo, ni óseo ni cartilaginoso. Esta broma evolutiva no parece tener fundamento conocido, pero ha entregado a los machos de nuestra especie un regalo envenenado: el individuo independiente que nos cuelga entre las piernas.
Las veleidades autonomistas de este inseparable amigo ponen, a muchos hombres, en situaciones comprometidas. Es enemigo de las imposiciones. Y se rebela más cuando más intentamos controlarlo. Sólo responde a las órdenes del sistema nervioso autónomo, que, como su propio nombre indica, no suele obedecer a la voluntad de su dueño. Por eso existimos muchos candidatos a los que nuestro pene podría no responder adecuadamente. Las razones, variadas. Alteraciones vasculares, neurológicas, endocrinas o de otro tipo que suelen llevar aparejados factores de riesgo –como diabetes, hipertensión, el alcohol, el cigarrillo, drogas varias…- y necesitan un tratamiento especifico para cada caso.
Con alteraciones o sin ellas, lo que definitivamente deja fuera de combate al habitante díscolo de la entrepierna varonil es la excesiva obsesión por el control. Cuando se siente demasiado urgido a cumplir el papel, que se espera de él, se rebela y da la espalda a su dueño. Entonces, el portador se asusta, se siente fracasado y aumenta su presión y su control, empeorando la situación y cerrando el círculo vicioso de fracaso, miedo al fracaso y vuelta a fracasar. La atención fijada en la propia erección, con la preocupación expectante por ver si ocurre o no, elimina los estímulos que la hacen posible. Y todos sabemos cuáles son esos estímulos; eróticos, pasionales, sensuales; en definitiva, sexuales. Esperar con ansiedad a que el pene responda se parece mucho más a lo que sentimos al defender una tesis de grado o cuando estamos por presentar algún examen final.
Todo este proceso de desencuentro entre el miembro y su dueño está presente casi siempre que se produce una disfunción eréctil. Comprender a nuestro peculiar compañero es fundamental para que las cosas funcionen o no empeoren más de lo debido, incluso cuando existen otros problemas añadidos. Y comprenderlo es saber que:

1.- Le gusta ir a su aire, no acepta presiones de ningún tipo.
2.- Funciona mejor con lo espontáneo que con lo planificado.
3.- es más sensible a los sentimientos y a las sensaciones que a la razón.

Si tenemos en cuenta todo esto, nos dará más satisfacciones que disgustos; si no obsesionamos por controlarlo, se convertirá en un rebelde de brazos caídos, en toda la extensión de la palabra.
También ocurre que a veces el pene se parece a su dueño en muchas cosas. Cuando se da mucha importancia, tiene tendencia a creérselo. Si se siente el centro de atención, es muy probable que se vuelva déspota, holgazán y caprichoso. Todo un niño malcriado. Le va mejor tener que compartir protagonismo y saber que si no funciona, manos, labios o lengua le sustituirán. Es bueno que sepa que hay cosas para las que no sirven que son tan importantes como la penetración. Entonces despierta de su ensimismamiento para hacerse valer. Ante una disfunción eréctil, -y de ello saben los sexólogos, psicólogos, urólogos y afines-, debemos olvidarnos de él y dejar la penetración en un segundo plano, eso lo aprendemos con el tiempo, lamentablemente. Si lo conseguimos y no existe otro problema añadido, las probabilidades de que vuelva a funcionar son altas. Además, amigos hay vida más allá del coito. El pene erecto no ha de convertirse en la varita mágica de todas las relaciones sexuales. Las hay sin penetración y completamente satisfactorias, en las que las caricias, los abrazos, los besos o los masajes eróticos son los verdaderos protagonistas. Incluso en relaciones homosexuales, la mayoría de la gente piensa que entre nosotros siempre debe haber penetraciones…
Nota importante: Pero no sólo nosotros, dueños del artilugio, podemos someterle a una excesiva presión. También puede hacerlo la pareja cuando se convierte en el termómetro del deseo, el amor o la pasión. Y cuando no funciona, no quiere decir la presencia de un cuerno o una posible infidelidad a la vista. Así aumenta aún más la ansiedad y, como consecuencia, la apatía del pene. Por eso la complicidad de la pareja ayuda a poner las cosas en su sitio. Saben que la abstinencia sexual prolongada no es el remedio adecuado, sino todo lo contrario. Huir nunca es la solución.
Si no…, viagra amigos míos pero primero, y muy importante, la visita al médico, olvidándonos del pudor tonto. Ser sinceros, no con él, si no con nosotros mismos. Es el primer paso.
Otra cosa, el médico puede mandarnos cualquier tipo de terapia, de medicamentos, pero tenemos que tener en cuenta, algo muy importante. Ninguno de ellos aumenta el deseo, sino que facilita la erección con la ayuda, claro está, de la estimulación sexual.



Comments:
amigo hacia falta que volviese rapido!!!!!!!!

un gusto leerlo, un inmenso gusto...

estoy totalmente de acuerdo contigo, el sexo es mucho mas que una ereccion, muuuucho mas.

un abrazo
 
Siempre un gusto leer tus serios y bien documentados artículos.
Revisa eso del "apoyo" osteo-cartilaginoso en el pene de algún mamífero. No lo consigo documentado.
 
Una vez me dijeron después del sexo que era mejor besando que follando, que lo mejor de estar conmigo era cuando estabamos tranquilos jugando en la cama ...no supe si fue un cumplido o una reclamación!.....
 
Me encanta visitarte amigo, siempre encuentro una lectura amena, documentada y muy bien escrita. Como mujer, una sabe de esas peculiaridades del amiguín de todos los hombres. Lo conocemos por trato directo, por nuestros encuentros y desencuentros. Efectivamente es veleidoso, caprichoso y voluntarioso. Como acompañante es más parecido a un gato independiente y voluble, que a un perro obediente y fiel. Aahh! pero que haríamos nosotras sin él. El animalito es divino. Con el tiempo, sin embargo, uno aprende que puede haber muy buen sexo, sin él! Namasté.
 
Se te ha olvidado una cosa: para funcionar necesita sangre, y el único lugar de donde puede sacarla es del cerebro. XDXDXDXDXD
 
¡Qué bueno leerte, Dulzor! Realmente ese carricito es una cosa seria, anda haciendo siempre lo que le da la gana. Y en efecto, el mejor amante sabe que la forma de lograr una relación sexual satisfactoria es prestándole poca atención al muchachito ese, mientras se dedica a otros menesteres. Cuando el cuerpo ha sido bien estimulado (y sobre todo la mente, que es el principal órgano sexual del ser humano), lo demás es en bajada (o en este caso, de subida).
Un abrazo, compadre.
 
BRAVO! creo que es la primera vez que leo de parte de un hombre escribir acerca de la disfunción eréctil sin tanto miedo e inseguridad, me encanta la manera simpatica y ligera con que tratas el tema -muy delicado por cierto- ese tema que a la mayoria de los hombres no les gusta asumir, hablar ni si quiera pensar, es como un cadaver que huele muy mal dentro del closet.

De manera responsable te digo que una vez me toco vivir una situacion de ese tipo, LA NEGACION es como primero la actitud que toma el hombre en esa clase de situacion, es bien, bien dificil en establecer una conversacion cuando existe el problema, muy delicado para nosotras si existe amor o carino, en mi caso trate de ser lo mas, mas , mas delicada pensandomelo 2 y 3 veces antes de empezar a hablar, pero es obvio que cuando existe una mala relacion sexual la relacion en si empieza a traer problemas muy graves, y el HOMBRE - no generalizo- no asume que posee un problema.

Ahora bien,para no hablar de los hombres, ni de sus problemas, las mujeres tambien sufrimos de otros males parecidos, cosa que tampoco podemos evitar, podemos quedarnos en blanco y no poder obtener ni un orgasmos si tenemos problemas o stress, asi que tambien nos suceden cosas similares.

Por otra parte es indudable que no solo la penetracion nos da satisfaccion, los juegos, las manos "magicas" y otras... no puede dar una satisfaccion plena pero eso si, eso puede durar un tiempo, pero creo YO -personalmente- que la penetracion es el momento crucial de com-penetracion....

3 cositas mas:
- Mi compu no posee acentos asi que disculpa mis errores.
- gracias por pasar por mi blog
- interesante seudonimo, por cierto
 
Si señor, que maravilla leerte y especialmente este artículo. Algo que he defendido siempre es que hacer el amor (dulce o salvajemente, suave o impulsivamente) no tiene nada que ver con la erección del hombre, aunque nos encante. Tiene que ver con disfrutar plenamente y con todos los sentidos de la otra persona. ESTAR PRESENTE. Jugar, besar, acariciar, mimar, bañarse juntos, darse masajes, utilizar como bien dices todo el cuerpo, manos, dedos, lengua, para los más tímidos simplemente un poco de aceite y disfrutar sintiendo como se resbalan los cuerpos.
Y en cuanto al órgano sexual más importante.... el cerebro... es el centro motor de todo, de las fantasías, de las sensaciones....
Me ha encantado tu post. Te voy a visitar de nuevo si me dejas.
Mi niño, un placer conocerte.
 
Eh, el que no tenido un gatillazo que tire la primera piedra. Es así como vivimos en el mundo de lo que pretendemos, lo que somos y lo que realmente ocurre.

En los hombres, el peor enemigo de una erección es el miedo que llevamos dentro, ese que proviene del mundo de las exigencias.
 
soy un convencido de que el órgano sexual por escelencia es el Cerebro!, si todo funciona bien alli arriba todo irá de maravilla allá abajo.
Es cierto además que la pareja juega un rol preponderante. Imposible no confundirle con falta de deseo cuando la erección no se produce, entregando el mensaje 'ya no me calientas' cuando en verdad somos nosotros quienes fallamos.

Saludos!
Gracias por volver!
 
Bueno, muy bueno. Mucha verdad en sus palabras. Compartimos con los équidos las vascularidad completa, somos "hidráulicos". Mas, creo que los caballos tienen mucha más inteligencia, al no dejarse dominar por el miedo a los facasos.

Saludos.
 
Ah! y los caninos poseen el "os penis". Sin duda que algo ganarán con ello. Pero si se quiebra..Ay Dios!.

Saludos.
 
Definitivamente un buen sexo no esta ligado a la penetración. Al menos para mi, son importantes las caricias, los besos, descubrir nuevas zonas erógenas, jugar...y si por alguna razón "pepe" no puede cumplir su rol, la tecnología ha puesto a nuestra disposición variadas alternativas.

En una relación sexual se necesitan dos (por lo menos), por lo tanto es responsabilidad de ambos que sea totalmente satisfactoria, incluso cuando existe una disfunción de cualquier tipo.

Saludos.....Ro.
 
Aqui me tienes, acudiendo a tu llamado :)
Que bueno que volviste a escribir, pues ya hacia algun tiempo que venia y "nada de nada", je,je.
Como siempre tu articulo resulto sumamente claro y preciso.
Te felicito por la forma en que tratas estos temas...creo que el "pudor" mal entendido no nos lleva a nada bueno.
Gracias por ello y yo tambien te espero en TU casa.
Un abrazo
 
No sé, no quiero pecar de espíritu de la discordia, pero es que de trabajar el tema de género, tengo que tomar distancia con el hilo narrativo de tu post. La razón ulterior de esta disculpa inicial, es que me encanta el norte de la reflexión, pero me resisto a que el pene siga siendo tratado por todas y todos, como un adminículo independiente, como si de verdad tuviese "vida propia". No es así.

¿Cuándo has visto a una mujer hablar de su matriz o de su vagina como si fuese un aliens piadosa? ¿quién se refiere así de los senos de una mujer? ¿por qué si lo que se pretende es restarle importancia a la participación activa del pene en toda relación sexual satisfactoria, se sigue confirmando el tratamiento de amigo, carricito, bichito, etc.?

El lenguaje construye realidades, tú lo sabes, pues tienes entre tus activos la creación de excelentes narraciones y comentarios.

Un abrazo grande,
 
Eeeeee!Que bueno que volviste Dulzor. Por ésta descripción que diste:Le gusta ir a su aire, no acepta presiones de ningún tipo,funciona mejor con lo espontáneo que con lo planificado,es más sensible a los sentimientos y a las sensaciones que a la razón..admito que se parece a mi,jajaja.Me encantó tu texto,tienes razón,el sexo va mucho más allá que una erección.¡Cuídate,1 abrazo!
 
...amigo independiente?...yo me atrevería a decir, dependiente emocional! o tal vez irían más alla; dependiente IRRACIONAL

Saludos, amigo
 
Muy didáctico y entretenido tu acercamiento a lo que algunos amigos míos llaman "Su Majestad El Pene". Naky toca un punto interesante desde la perspectiva de género, pero creo que la visión y "relación" con los genitales es diferente entre hombres y mujeres. El hecho de que el pene sobresalga del cuerpo ayuda a que sea percibido como un ente cuasi autónomo, que es como tu lo retratas. Y sus falencias (cuando las hay) son mas notorias que las que puedan ocurrir en los genitales femeninos.
 
Siento que a veces, somos solo “un falo con un hombre”, es decir, se centra tanto la atención en nuestro pene, que se vuelve lo substancial en nuestras interrelaciones. Tu planteas el planteas el tema en una dimensión justa, y por demás, motivadora para muchos que penamos con aquel amigo.
Por otro lado, estoy de acuerdo con el comentario de Irrarazabal, el cerebro el nuestro principal órgano sexual.
Hasta pronto. Un abrazo.
 
excelente tus comentarios y descubirmientos, no sabia lo del apoyo osteo cartilaginoso, averiguare al respecto. siemrpe es grato leerte...no se si por lo genial de lo que escribes o por estar totalmente de acuerdoe identificado con todo...espero que algun dia mi blog tenga tanto nivel e importancia y visitas como el tuyo...un abrazo y
 
La luna se ha completado y las embarcaciones van dejando a ciertos piratas en el abismo y esta noche es mi deseo ser una sirena y lanzarles una red, mis deleites son liberados, mi cabellera enmarañada casi cubre mi ombligo, ¡mis vértebras gritan! el deseo de salivas me mueve, como pez en la profundidad, mis códigos marítimos empiezan mi llamado. Los océanos me acarician de manera indiferente por el hecho de serles infiel ¡me juzgan!, ¡soy la princesa de la oscuridad y esta noche hago lo que me plazca!.
Un suicida viene a mi encuentro ¡cuidado!... tanto danzar en mis contornos causa el efecto muerte...
 
Pues si, caprochoso, voluntarioso y de paso lo hace quedar mal a uno de vez en cuando...ese es el buen juego, el que no necesariamente implica penetracion para poder obtener de ambos la mejor energia.

Hasta ahora te leo en forma y considero que eres muy buen lector y muy buen blogger.

Un abrazo desde Bogotá.
 
Hola; Dulzor que bueno que estes de vuelta. Realmente el amigo se las trae, gracias por ser tan claro y especifico, realmente uno aprende con tigo, las caricias y lo besos son parte fundamental para mi pero no puedo negar que me encanta la función del amigo jajaj. Feliz fin de samana.
 
No necesariamente debe existir la penetracion, aunque en mi caso, la hecho de menos cuando no pasa jejeje
Nada que decir tambien sobre ese "amigo", al final el hace lo que estima mas conveniente y pucha que lo odiamos y nos frustramos, pero en general uno siempre se da cuenta en que ha fallado, en mi caso, el copete...
Muy buen post,

Abrazos
Doso
 
Te voy a decir un secreto, ssssss, a mi me gustaría ver al hombre que amo, flácido, sin erección.
No me gusta la prepotencia, ni siquiera en el pene, me gusta la fragilidad, me gusta la entrega de lo sutil, me gustan los hombre que se convierten en niños al amar, ciertamente que no hay penetración sin erección, pero que bonito que haya una flacidez en vez de un ego arrogante, espero que me entiendas. Me gustan los hombres que no tiene que demostrar nada con esa parte del cuerpo, por eso me enamoré de uno que "me importa un rábano lo que tenga entre las piernas" eso si que es importante para mi.
Un saludo, de marvision
 
Hola:
POr si mi anterior mensaje no te llego, te lo vuelvo a escribir:
Te deje una respuesta en mi Blog y me gustaria que la leyeras.
Besitos
 
Donde andas amigo? te extranamos!
 
Gracias por la visita Dulzor,feliz de que pases por ahí.Actualice actualice!!!!Un abrazo!!!!
 
hola,
Nesecito ayuda.. deseo llevarlo a ganar sabes yo siempre deseo ganar..
Si pasas por mi blog apoya al Hechicero..
gracias
niño grande..
namastè
 
Por tu descripción parece que en un irónico juego del Divino, nos hubieran puesto una mujer entre las piernas, jajajaja.
No, es borma, yo soy 0 machista.
Oye muy entretenido tu blog, lo pillé de casualidad.
Te estoy leyendo
Un abrazo
chaooo
eGO!
 
Ojalá retornes pronto. Extrañamos tus escritos

Un abrazo
 
Primera vez por aquí, pero con este escrito de bienvendida seguramente no será la última...
Me gusta mucha la forma en que plasteaste el tema, vaya que seria un tema medio infinito, pero lo describiste en su máximo entendmiento...
Te sigo leyendo...:d
 
Hay q pensar con la cabeza de arriba, no con la de abajo, aunq hay muchos q se dejan llevar por la cabeza de abajo lo q me parece patético. El otro día escuché q el eyaculador precoz es aquel q acaba sin querer hacerlo! Entonces la mayoría de los hombres somos precoces, si fuera por nosotros duraríamos mucho más.
Gracias por tu visita.

Alter
 
Excelente post, me has quitado un mito de la cabeza!!!

Por otro lado, alguna vez escuché que si los animales tienen hueso o cartilago es porque muchas veces no tienen sexo con la misma compañera y tienen que asegurarse de perpetuar la especie cada vez que lo hacen.
 
Publicar un comentario



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?